Archivo de la categoría: RRHH

Eres el dueño de tu desarrollo profesional, familiar y personal

alegre en la playa

A lo largo de mi experiencia en el área de Recursos Humanos, he escuchado en varias oportunidades, cómo compañeros de diferentes disciplinas han hecho comentarios tales como; “Estoy hasta el tope de trabajo, que no he podido completar mi autoevaluación de competencias”; “¿qué pasa si no completo a tiempo mi documento de promoción?”; “mi jefe no me ha informado sobre mi potencial”; “estoy cansado de estar en este puesto”; “no estoy de acuerdo con mi evaluación, pero ya estoy acostumbrado, todos los años es lo mismo”, entre otras cosas.

¿Qué esperamos? ¿Es que acaso no podemos estar también hasta el tope con los pasos que tengamos que hacer para desarrollar nuestras competencias?; ¿por qué si cumplimos las metas de trabajo en el día a día, por qué no cumplir con las fechas establecidas para el proceso que me ayudará a progresar en mi trabajo?; ¿por qué no discutir con mi jefe sobre mi potencial y planes de carrera?; ¿qué debo hacer para que mi evaluación del próximo año sea mejor que ésta y ser el mejor evaluado en mi organización?; ¿por qué esperar a que las cosas pasen?; ¿a qué le tememos?. Lo cierto es, que como seres humanos, tenemos la capacidad de energizar cualquier cosa que queramos lograr.

Es hora de tomar las riendas de nuestro desarrollo. En principio debemos tener claro sobre qué es lo que queremos alcanzar al final de nuestra carrera y establecer un plan para lograrlo. Puede que queramos ser el Presidente de la organización para la cual trabajamos o el mejor asistente que pueda existir. Y aún más allá: si quiero ser reconocido como un experto en mi área dentro de mi organización, en todas sus filiales, regiones, o en el ámbito nacional o, si simplemente quiero tener la satisfacción del día a día para servir a los demás. No importa el nivel o negocio que estemos y que queramos lograr, lo importante es tenerlo claro y trabajar para ello.

Seguramente en este momento pensamos en todos los obstáculos que podemos encontrarnos en el camino, pero quién dijo que la vida era fácil, sólo hay que disfrutarla, aprender del día a día y seguir en la búsqueda de nuestra felicidad y realización personal. Recuerdo en una conferencia del reconocido facilitador y amigo personal Fernando Sánchez-Arias, quien decía: “cuando me digan que NO, pues lo tomo como un SI”, haciendo referencia a que no hay obstáculos que no podamos vencer.

Hay quienes simplemente se desempeñan excelentemente y las oportunidades van llegando sin buscarlas. Esto, a mi juicio, es la recompensa por decidir tener un desempeño destacado. Pues, si esa es nuestra ruta seguramente sentiremos una satisfacción personal cuando visualicemos aquello que nos hemos propuesto y finalmente logrado.

Este control lo debemos asumir en cualquier ámbito. Debemos igual adueñarnos de aquello que queremos lograr como personas y como familia. Ser el mejor papá o mamá, tener hijos exitosos, construir y desarrollar una sana relación de pareja o por el contrario deslastrarme de aquello que me está perjudicando y comenzar de nuevo, proteger a mis padres, orientar a mis hermanos, querer a mis sobrinos, pero sobre todo quererme a mí mismo. En la medida que tomemos conciencia sobre lo que queremos alcanzar, cómo establezco un plan para lograrlo venciendo cualquier obstáculo y replanificándome día a día para alinearme a mi meta inicial, en esta misma medida no tendremos ningún límite.

Recuerdo el mensaje de mi profesor de Psiconeurolingüística, Nelson Torres Jiménez, cuando nos decía: “Nadie tiene el poder de apagar o encender mi luz, porque sólo YO soy quien tiene el poder de controlar todos mis switches”. Profundicemos este mensaje y llevémoslo a nuestra vida diaria. Nadie hace que yo me deprima o me disguste por situaciones o comportamientos que otros han hecho, yo mismo, decido disgustarme o deprimirme por dicho evento, asimismo yo mismo tengo el poder de decidir no hacerlo y por el contrario ignorar, avanzar o resolver aquello que me pueda estar obstaculizando la realización de mis objetivos.

Lo cierto es, que en efecto somos dueños de nuestro propio desarrollo, bien sea familiar, profesional, personal, espiritual, de pareja, o en cualquier ámbito. Somos cada uno de nosotros quienes decidimos enfocar nuestra vida tal y como la llevamos, y asimismo tenemos el poder de cambiar el rumbo para nuestra propia conveniencia y total realización individual.

Lo importante es que al final del camino, al mirar atrás, nos sintamos completamente satisfechos de todo aquello que hemos alcanzado.

Nerio José Ortigoza
Vía El Universal
nortigoza@hotmail.com

Anuncios

10 maneras de hacerse el indispensable en el trabajo

liderazgo31

  1. Haz que tu compañía ahorre dinero.  Piensa y hazle saber a tus jefes lo que piensas que pueda recortar los costos en las operaciones de la organización. Así no implementen las medidas, sabrán que te preocupa la reducción de costos.
  2. Mantén una actitud positiva. A nadie le gusta trabajar con personas fatalistas y pesimistas.  Comparte noticias positivas. Sonríe. Cuenta chistes.
  3. Retírate después de la hora de salida.  Al demostrar que no estás ansios@ por salir al finalizar la hora de trabajo, los jefes verán que tienes un alto grado de compromiso. No te retires de la oficina sin terminar un trabajo.  Y también es buena práctica el llegar unos 15 minutos antes, para tener todo preparado para cuando empiece la hora de labor.
  4. Se un líder.  El que no seas gerente no quiere decir que no puedas actuar como gerente. Ayuda a las personas. Aporta ideas. Enseña lo que sabes. Mira las cosas desde arriba y piensa en beneficio de la organización.
  5. No seas parte del chismorreo.  Si te llega un chisme de oficina, seguro que a tu jefe también le llegó. Y si sabe que participaste en la difusión del chisme, no vas a quedar bien. No seas chsimos@, y no le des alas a los chismes.
  6. Mejora tus habilidades. Si tienes habilidades para tu cargo, pues busca tener más habilidades aún. Desarróllate. Se mas eficiente. Toma un curso, Compra un libro. Toma un tutorial en línea. Investiga. Y una vez que te conviertas en un experto, puedes dictar talleres a los demás, hacerte conocer más, y empezar a ser líder!
  7. Trabaja en equipo.  Suena cursi, pero piensa en tus compañeros de trabajo como si fueran tu familia. Total, pasas 8 horas al día con ellos.  Dependen uno del otro para la sobrevivencia de la organización. Y lo mínimo que deben hacer es tolerarse mutuamente. Hoy más que nunca es esencial trabajar en equipo.
  8. Cuida tu espalda.  No crees que no se dan cuenta cuando te la pasas todo el día en Twitter, Facebook o Messenger? O cuando te la pasas todo el día hablando por teléfono? Piénsalo bien. La gente está más pendiente de esas cosas de lo que crees. No pongas las cosas en bandeja de plata para que te despidan.  Si cada vez que tu jefe llega, te encuentra en Gmail o Facebook, estás llamando a los problemas.
  9. No pidas tanto permiso. Cuando hay vientos de reducción de personal o de despidos, no se deben tomar permisos largos, y menos aún por razones no justificadas. A los jefes no les gustan los “reposeros” no los “fiesteros”. Es emocionante pasar una semana de vacaciones en el Caribe, pero no lo es regresar y encontrar que no tienes trabajo.
  10. Mantén un perfil alto.  La modestia es una buena cualidad. Pero no cuando hay recesión.  Si te quedas hasta tarde, si ayudas a los demás, si haces buenas acciones,  asegúrate que se sepa. Entrégale a tu jefe reportes periódicos con las actividades realizadas. Si no te alabas tu mismo, pues nadie lo hará por ti.

Traducido por Luis Castellanos, de acuerdo a artículo publicado en  Admin Secret.

Ocho trucos poco conocidos para buscar trabajo

entrevista de trabajo

Usted se mantiene actualizado sobre las ideas más recientes sobre cómo buscar empleo, ¿verdad? Responde a vacantes publicadas en los clasificados. Crea cartas de presentación inteligentes e incisivas para que acompañen a su currículum vítae en sus travesías. Cultiva una red de contactos sociales como loco. ¿Qué más puede hacer?

Tal vez está pasando por alto unas cuantas estrategias esenciales para encontrar empleo. A continuación, le presento ocho formas menos conocidas de promocionarse y aprovechar todas las oportunidades para conseguir un empleo:

Agregue una firma con información al final de los correos electrónicos que envía, para así recordarle a sus amigos y contactos que está buscando trabajo. Con todo y lo mucho que lo quieren, para nuestros amigos es fácil olvidar nuestras prioridades cotidianas, que incluyen una búsqueda laboral que a usted le da la impresión de que es asunto de vida o muerte. Agregue una firma con información al final de sus correos electrónicos que le recuerde a sus amigos sobre su búsqueda.

Incluya en dicha firma el URL de su perfil en LinkedIn. Puede personalizar el URL de su perfil en LinkedIn (tan ponto como crea su perfil gratuito en dicho sitio) para que sea algo que suene lógico, como http://www.linkedin.com/in/sunombre. Añada esto a la firma electrónica que le recomendé hace un momento. ¡Bien podría hacer que le resulte más fácil a la gente darle un vistazo a sus créditos!

Use Twitter para mantener informados a sus fans. Publicar un mensaje diario (o incluso con mayor frecuencia) en Twitter mantiene actualizados a sus camaradas y conocidos sobre los sucesos más recientes en su búsqueda de empleo. Si publica un mensaje para decir “obtuve una entrevista en Apple para mañana en la mañana”, entonces sus amigos con amigos en Apple pueden intervenir y ayudarlo con una conexión adicional o una referencia.

Haga que su página de Facebook trabaje a su favor -no en su contra. Los candidatos laborales inteligentes llenan sus páginas de Facebook con información útil y relevante sobre sus logros y sobre dónde radican sus fortalezas. Utilizar Facebook de forma eficaz cuando se busca trabajo exige algo más que simplemente quitar las fotografías de fiestas desenfrenadas. Es inevitable que sus posibles patrones vean la imagen que usted ha desarrollado en línea, así que bien podría hacer que eso sea una ventaja para usted.

Agregue una cita a su currículum. ¿Cuenta con la cita (en escrito) de un jefe que lo haya elogiado en su trabajo? Agréguela a su currículum en lugar de la tediosa frase “referencias disponibles a solicitud del interesado”. Todo mundo sabe que sus referencias están disponibles. Mejor díganos (en 20 palabras o menos) lo que esa gente dijo realmente sobre usted -¡entre más específicos sean los halagos, mejor!

Obtenga una Moo card. A la hora de buscar trabajo, las tarjetas de presentación son herramientas excelentes, porque es fácil entregarle una a alguien con quien está platicando en un evento para cultivar redes sociales (nadie quiere va a querer llevarse su currículum tamaño carta en un entorno de ese tipo). Existen unas mini tarjetas de presentación llamadas Moo card, que son más atractivas que las tarjetas tradicionales de presentación, debido a que son pequeñas y llamativas. Si usted busca trabajo en una área creativa o de tecnología, o si simplemente quiere destacarse un poco, ordene sus mini tarjetas Moo en el sitio moo.com.

Póngale voz a su perfil de búsqueda de empleo. ¿Demasiado tímido para posar ante una cámara? Agregue un archivo de audio a su perfil de LinkedIn, Facebook u otro perfil de redes sociales para así ayudar a que los lugares de trabajo a los que aspira, así como quienes influyen en la toma de decisiones, tengan una idea de quién es usted y cómo piensa. Compre un auricular barato y descargue el software Audacity para crear archivos de audio de alta calidad. ¡Incluso puede enviar sus podcasts a iTunes y crear una base de seguidores!

Vuelva a escribir su currículum para darle un toque humano. Como experta en carreras, el principal obstáculo que veo cuando la gente busca un trabajo es un currículum lleno de frases trilladas que suena como todos los demás currículums que veo. Elimine los clichés de su currículum y dele una voz humana, al reemplazar “profesionista orientado a los resultados” con “lo que más me gusta es resolver problemas técnicos espinosos que crean lentitud en el desarrollo de productos” o cualquier otra frase (humana) que lo describa.

Buscar trabajo en estos tiempos no deja espacio para los errores. Los detalles pueden marcar toda una diferencia -lo mejor es hacer que todas las herramientas trabajen a su favor desde ahora para que así la búsqueda laboral quede atrás más pronto.

Liz Ryan

Yahoo! HotJobs

—————————————————————————————————————————-

pergolas de madera, cubiertas para piscinas, Casas de madera, Persuadis Marketing Online, Persuadis publicidad, Persuadis, Pesadora, Pesa Maletas, basculas, CuentaPiezas

Competencias necesarias hoy en el mercado laboral

1. Innovación:

Es lo que diferencia a las organizaciones y les permite avanzar y destacarse.

Preguntate: ¿Soy Innovador?
¿Tratas de mejorar tu tarea, producto o servicio?
¿Descubrís una nueva manera de hacer las cosas?
¿Te preocupas por agilizar tu tarea o gestión?

2. Iniciativa:

Es lo que diferencia a un robot de una persona.

La Iniciativa va de la mano con la inteligencia y la dedicación al trabajo.
Iniciativa es no rendirse, no importando lo que otros hagan.

¿Qué oportunidades te da tu puesto para contribuir con la organización?
¿Cómo la demostrás vos en tu trabajo?
¿Haciendo algo que exceda la descripción de tu puesto?
¿Corriendo riesgos?
¿Siguiendo con la actividad hasta terminarla?

3. Creatividad:

Ser creativo no solo quiere decir “Crear algo nuevo” sino “eliminar algo que no sirve”.

4. Perseverancia y Persistencia:

No rendirse, la gente lo hace cuando esta a punto de conseguir lo que anhela.

Es muy importante detectar los obstáculos y quitarlos.
¿Te concentras en lo que podes hacer solo en lo que no podes hacer?
¿Pones tu energía a favor de tus objetivos?

5. Habilidad para lograr que los demás te ayuden:

¿Sabes hacerlo?
¿Definís bien lo que hay que hacer?
¿Le sabes pedir ayuda a una persona determinada?
¿Agradeces cuando te dan soporte?

6. Saber comunicarse y trabajar en red:

¿Sabes descubrir el modo en que cada persona puede comunicarse mejor?
¿Sos esclavo de tu escritorio o salís a comunicarte con otros?
¿Te mantenes al día con la tecnología?

7. Espíritu de Equipo:
¿Sos eficaz como colaborador dentro de tu equipo?
¿Ayudas con entusiasmo?
¿Escuchas más y hablas menos?
¿Te ofreces cono voluntario para tareas extraordinarias?

8. Trabajo en red:

Una de las habilidades mas importantes para desarrollar en tu carrera / trabajo es saber trabajar en red, tomarse el tiempo necesario para contactarse con personas que comparten intereses profesionales.
¿Cultivas tus contactos?

9. Habilidad de ver los retos como oportunidad:

En todo problema o equivocación que surja en el trabajo nace una oportunidad de aprendizaje.
¿Sos capaz de identificar las oportunidades que hay detrás de cada problema?
¿Enfrentas los problemas a medida que aparecen?
¿Haces un listado de las cosas positivas que hay dentro de las cosas negativas

Por Ana María Gueli Enriquez

Bumeran Argentina

Los 10 peores errores que se puede cometer al cambiar de trabajo

entrevistaCambiar de trabajo no es fácil. La mitad de las personas en el mundo piensan que has perdido la cabeza. Los reclutadores dicen que nunca encontrarás trabajo de nuevo y tus familiares contribuyen con la rutina de “te lo dije”…  Pero para muchas personas que se sienten estancadas y/o aburridas, y que tienen muchas habilidades que ofrecer pero que no los emplean para que las desarrollen, cambiar de trabajo es el único camino para no perder la razón.

Sin importar la estrategia que vaya a emplear para cambiar de empleo, no cometa alguno de los siguientes errores:

1. No busque un trabajo en otra área sin haberlo pensado bastante

No hay nada peor que saltar sin mirar previamente. Asegúrate que no estás escapando de un área en donde te sientes tan mal como en el trabajo anterior. Asegúrate de hacer un estudio completo y concienzudo antes de tomar la decisión. 

2. No busques otras áreas de moda, a menos que funcionen para ti

No tratarías de ponerte el traje o vestido de tu prim@ flac@, entonces ¿por qué cambiar de área o trabajo solo porque funciona para tu prim@? Las personas que tratarán de ayudarte vendrán a “calentarte la oreja”. En vez de hacerle caso a sus sugerencias, toma tiempo para considerar tus opciones. Decide realmente lo que quieres hacer. ¿Vas a cambiar a otro trabajo sólo porque está de moda?

3. No cambies a otro trabajo sólo porque a tu amigo le va muy bien

Busca suficiente información acerca de los trabajos que estás considerando, ya sea por Internet, a través de lecturas e investigación. Tener entrevistas con compañeros de estudio, colegas, amigos o familiares es na manera amena de obtener información.

4. No te apegues a las posibilidades que ya conoces

Amplía tu percepción de lo que puede trabajar para ti. Lee perfiles de trabajo y explora campos laborales nuevos.

 5. No dejes que el dinero sea el factor decisivo

No hay suficiente dinero en el mundo para hacerte feliz, si tu trabajo no te satisface. La insatisfacción en el trabajo y el estrés ocupan el primer lugar en problemas de salud en adultos que trabajan. Y ello es particularmente cierto para los que cambian de trabajo, que muchas veces perciben menos sueldo hasta que incursionan en otro campo.

6. No te guardes la insatisfacción para ti solo y no trates de hacer el cambio sin ayuda

Este es el momento de hablar con personas (probablemente aún no con tu jefe). Amigos, familia y colegas necesitan saber que piensas hacer, para que puedan ayudarte inclusive haciéndote llegar ofertas que no son publicitadas públicamente.

7. No regreses a estudiar a menos que de verdad te hayas dado cuenta que te hace falta

Nunca se es demasiado viejo para ser pasante o para ser voluntario en un nuevo cargo o trabajo. Hay muchas maneras de adquirir experiencia que no te costará nada, excepto tu tiempo.  Un nuevo título universitario o diploma quizás no haga que el mundo se levante y aplauda. Debes estar seguro hacia dónde quieres ir antes de caer en el sufrimiento y en el costo de cursar otra carrera.

8. Ten cuidado cuando uses Agencias de Empleos

Investiga bien para asegurar que encuentre una buena agencia de empleo o portal de empleo en Internet.  Dile a aquellos que trabajan en el área en la que quieres incursionar o a aquellos que han cambiado de empleo o trabajo que te cuenten su experiencia. Trata de encontrar una agencia que sepa cómo ser creativa al colocar a personas en nuevos mercados (no sólo las que se enfocan en buscar ascensos a las personas).

9. No esperes que un Orientador de Carrera te diga en qué campo debes incursionar

Los Orientadores Vocacionales son facilitadores, y te orientarán de acuerdo a los intereses que tu mismo manifiestes. Ellos podrán ayudar a que saques a flote los sueños y talentos enterrados, pero tu mismo tendrás que hacer la investigación y tu mismo tendrás que tomar tu decisión. Cualquiera que te haga promesas de decirte lo que debes hacer, es altamente peligroso y no es confiable.

10. No esperes un cambio repentino

Un cambio de carrera o de trabajo usualmente toma un mínimo de seis meses para concretarse, y se puede tomar un año o más. Cambiar de carrera es uno de las cosas que más te dan vigor y fuerza. Es como experimentar la juventud de nuevo, pero con la sabiduría que te da la experiencia.

Traducido por Luis Castellanos. Artículo original de Barbara Reinhold en Monster.

5 preguntas para hacer después de escuchar una Oferta de Trabajo

business_interviewTodas las personas que están a la busca de un empleo están ansiosos de encontrar su trabajo ideal. Pero no se puede estar tan ansioso de escapar de su trabajo actual o ansioso de salir de las estadísticas del desempleo, como para renunciar al trabajo actual sin pensarlo dos veces.

Antes de hacerlo, uno debe hacer cinco preguntas, a la empresa que nos quiere contratar y a nosotros mismos, que pueden marcar la diferencia entre el éxito y el desastre. Y esas preguntas, de acuerdo a Julie Jense, autora del libro “No se qué quiero, pero lo que si se es que esto no es” (I Don’t Know What I Want, But I Know It’s Not This), son las siguientes:

1. ¿El trabajo ofrecido y las responsabilidades inherentes me dará gratificación, me ofrecerá un reto y me dará satisfacción?

A esta pregunta muchas veces no le damos la importancia requerida, porque los buscadores de empleo quedan impresionados por el título del cargo, por el sueldo y/o por los beneficios. Debe tomar conciencia de cómo sería un día de trabajo en el cargo ofrecido. ¿En qué ocupará la mayor parte del tiempo? ¿Está la línea de trabajo alineada con mis valores? ¿Aprenderá rápidamente y se aburrirá o se sentirá sub-empleado?

Diane Speros, que trabaja en el área de publicación, hubiese deseado conocer cómo iba a pasar sus días antes de aceptar uno de sus primeros empleos luego de graduarse. “Todo el tiempo lo ocupaba cumpliendo diligencias personales para mi jefe,” decía. “Ese era el ‘trabajo administrativo’. Nunca pregunté en qué invertiría mi tiempo.”

2. ¿Cuáles son las fortalezas y debilidades del futuro supervisor o jefe?

Esta pregunta puede ser difícil de responder, y se responde mejor una vez que se ha recibido la oferta de empleo. Se querrá tener una buena idea acerca de cómo es el estilo gerencial del futuro jefe o supervisor. Hable con su futuro jefe tanto como pueda, para averiguar lo que pueda acerca de su personalidad, para saber si lo podrá soportar o sobrellevar. ¿Recibirá constantemente retroalimentación y revisiones, de manera consistente? ¿Le gusta conversar mucho acerca de muchas cosas, o se atiene estrictamente a tópicos relacionados con el trabajo?

3. ¿Hay muchos cambios en el cargo y en la empresa oferente? ¿De qué tipo son?

Los cambios constantes pueden significar estrés constante. Averigüe si vienen grandes cambios en el futuro, tales como nuevos sistemas gerenciales o de informática, retiros o jubilaciones pendientes, o adopción de nuevos procedimientos que aún no están maduros o listos. Al mismo tiempo, se debe recordar que algunas de las transiciones tendrán menos efecto en algunos cargos que en otros.

4. ¿Cuáles de mis habilidades, destrezas y experiencias podré usar en el trabajo, y cuáles podré aprender?

Asegúrese que sus habilidades y destrezas serán empleadas y que recibirá capacitación y ascensos en el futuro. Cuando se decida buscar otro empleo, querrá tener un racimo de experiencias que pueda ofrecerle a su próximo empleador. Su meta es hacer bien su trabajo, mientras se está en contante crecimiento y aprendizaje.

5. ¿Cuántas personas han ocupado el cargo en los últimos años?

Conociendo cuántas personas han ocupado el cargo, y saber por qué se fueron, puede ofrecer muchos detalles acerca del mismo. Querrá saber si fueron promovidos o si renunciaron. Una cadena larga de renuncias al cargo puede dar la idea de que no durará mucho tiempo en el mismo…

Speros continúa diciendo: “Cinco personas ocuparon el cargo en un año, antes de yo llegar. Todos renunciaban a las dos semanas, incluyendo a mi sucesor, a quien entrené personalmente. Yo renuncié luego de dos meses y casi enfrenté un colapso nervioso antes de partir.”

Jensen asegura que “Es normal que eventualmente el empleo o cargo pueda ser insatisfactorio por una gran cantidad de razones. Lo importante que se debe enfrentar es el entender la raíz de la insatisfacción y hacer algo al respecto.”

Traducido por Luis Castellanos, del Artículo original en Monster

La importancia de las vacaciones

¿Qué tienen que ver las vacaciones con el rendimiento laboral? De acuerdo con los psicólogos industriales, todo. Pero ese hecho no ha tenido mucha aceptación en las grandes corporaciones norteamericanas. La mayoría de las personas se llevan el trabajo en su viaje vacacional, de una forma o de otra, y más del 25% de los empleados corporativos ni siquiera toman vacaciones.

Entonces, ¿cuál es el problema?

 

Las vacaciones son tan impotantes como el dormir

Es un poco como el no dormir, de acuerdo con médicos y psicoterapeutas. Así como la falta de dormir disminuye la habilidad para pensar claramente y actuar decisimente, la falta de tiempo de descanso evita que uses de manera efectiva la información recibida y viendo las cosas en conjunto o globamente. La falta de dormir y el no disfrutar de tiempo de descanso tienen un impacto negativo en tu tiempo de reflexión, en la resiliencia en general y en la disminución de las defensas del sistema inmunológico.

El no tener actividades de esparcimiento te tornan amargado, y a veces te convierten en un crítico en exceso con las personas en tu organización que si tienen el sentido común de cuidar de si mismos.

Siempre que tengo clientes que me dicen que sus reportes laborales son cada vez menos efectivos, les respondo con la pregunta “¿cuándo fue la última vez que salió de vacaciones?”. Casi siempre, la respuesta es alguna variación de “Bueno, no siempre tomo vacaciones para relajarme y rejuvencerme. Es que hay muchas cosas por hacer.”

No sólo te estás haciendo daño a ti mismo. Es más que eso.

La amarga ironía es que los que no toman vacaciones normalmente piensan que le hacen a todos un favor al continuar trabajando hasta el desfallecimiento. Pero realmente, le están haciendo daño a todos — a sus compañeros de trabajo,  a sus supervisores inmediatos, a su organización, a sus familias y a ellos mismos. La adicción al trabajo no es buena.  Como en otras adicciones, usualmente debes tocar fondo antes que puedas reunir el coraje y valentía para cambiar.

 

Artículo traducido por Luis Castellanos.

Original publicado en Monster y  elaborado por Bárbara Reinhold

Como gerenciar el Capital Humano según Jack Welch

  • Elevar a la Unidad de RRHH a una posición de poder y decisión en la organización, y asegurarse que la gente de RRHH posean habilidades especiales para ayudar a los Gerentes a formar líderes y a hacer Patrones de Carrera. Los mejores empleados de RRHH son una mezcla de Sacerdotes y Padres de Familia.
  • Usar un sistema de evaluación de personal riguroso y que no sea burocrático, monitoreando su integridad con mucha intensidad.
  • Crear mecanismos efectivos (dinero, reconocimiento, entrenamiento) para motivar y retener.
  • Enfrentar directamente a las relaciones complejas (sindicatos, estrellas en ascenso, estrellas en decadencia, buscapleitos)
  • Luchar contra la gravedad o inercia, y tratar al personal común y corriente (normalmente el 70% del personal) como si fueran el corazón y el alma de la organización.
  • Diseñar el organigrama de la organización de la manera más plana posible, señalando inequívocamente las relaciones y responsabilidades.

Bibliografía:

  • Welch, Jack: “Winning”. Harper Collins. New York. 2005.

Cómo contratar a empleados según Jack Welch

  • Cualidades principales (prueba del ácido)
    • Integridad
    • Inteligencia
    • Madurez
  • Las 4 E’s + P (por sus iniciales en inglés)
    • Energía Positiva
    • Energizar a los demás
    • Coraje para tomar decisiones
    • Habilidad para ejecutar las acciones
    • Pasión por su trabajo
  • Cualidades para Gerentes
    • Autenticidad
    • Visionario
    • Habilidad de rodearse de personas más capaces y más inteligentes que ellos mismos
    • Resiliencia

Bibliografía:

  • Welch, Jack: “Winning”. Harper Collins. New York. 2005.
A %d blogueros les gusta esto: