Archivo de la categoría: liderazgo

Cómo tratar con gente difícil (Dr César Lozano)

Seguirazgo y liderazgo

“Antes de dirigir, debes aprender a seguir”.

Esta frase con la cual abrimos la entrega de este lunes, la emplea el director de la banda de una universidad, en una película llamada “Drum Line” (Ritmo Total), cuando se dirige a un talentoso pero indisciplinado e individualista miembro de la línea de tambores, que había retado al capitán de tambores, dejándolo mal parado ante el resto del equipo. El director, le mostraba al brillante pero arrogante novato, que su supervisor había quedado mal parado, pero que al hacerlo él mismo había quedado peor, pues de nada sirve querer sobresalir por encima de los demás, si no se es capaz de hacer equipo con esas mismas personas con las cuales interactúas y con las cuales tienes una relación de interdependencia.

Recién culminé una experiencia de cuatro días de Liderazgo y Supervisión bajo presión, con gerentes y supervisores de una reconocida empresa del sector de consumo masivo y distribución de alimentos. En los ejercicios experienciales de riesgo moderado que realizábamos al aire libre, una toma de conciencia surgía una y otra vez: para trabajar en equipo entre líderes necesitamos confiar en el líder que hemos seleccionado, electo o designado, dejándonos guiar, a la vez que continuamos agregando valor con nuestra experiencia y experticia.

Muchos coordinadores, supervisores y gerentes en desarrollo pierden la perspectiva al asumir posiciones y roles de liderazgo, cayendo en el grave error de pretender dirigir en todo momento y de una forma o estilo único. En nuestra experiencia, los líderes más efectivos son los que combinan su liderazgo con un “seguirazgo” modelado. Entendiendo “seguirazgo” como la capacidad de seguir apasionada y efectivamente a líderes para cada circunstancia y proceso, manteniendo una actitud crítica, corajosa, inteligente y ética, que permita lograr la visión estratégica y los objetivos del equipo con mayor efectividad, calidad, productividad, rentabilidad y disfrute.

Fernando Sánchez-Arias
El Universal
fsa@fernandosanchezarias.com

Líder servidor

“Servirse o servirles, he allí el dilema de los líderes de hoy”

En el siglo XIX y XX la teoría del “Gran Hombre” de Thomas Carlyle, se hizo muy popular, proponiendo que los líderes como Napoleón, Gandhi, Churchill o Roosevelt mostraban que su capacidad para dirigir a otros era innata, que eran nacidos para ello y destinados a mover masas, oponiéndose a la posibilidad de que los líderes pueden hacerse o desarrollarse. Otros enfoques, se concentraron en el poder y la influencia, empleando modelos de estudio como Sun Tzu, Platón y Nicolás Maquiavelo. En los pasados 40 años, el estudio del fenómeno del liderazgo ha aumentado y la cantidad de artículos arbitrados, estudios privados y libros se ha multiplicado.

Entre los modelos de liderazgo ampliamente conocidos, se encuentra Liderazgo Situacional, Liderazgo Resonante y Liderazgo Transformador, por nombrar algunos. Uno de los enfoques que, basados en nuestra propia investigación y experiencia de campo, consideramos muy relevante y pertinente en estos momentos de crisis y cambios nacionales e internacionales, es el llamado Liderazgo Servidor, acuñado por Robert Greenleaf en los años 70.

Inspirado en Lao Tzu (China), Chanakya (India) y Jesús de Nazareth, el Liderazgo Servidor nos invita a lograr que los dirigentes de cualquier organización o equipo sean primero servidores de sus supervisados y sean capaces de influir en sus mentes, corazones, cuerpos y espíritus, creando una conexión muy sólida, de gran empatía y ética relacional. Greenleaf lo define como el deseo natural de servir primero y liderar después, como una consecuencia del servicio al otro.

Larry Spears, quien dirigiera por más de 17 años el Centro de Liderazgo Servidor, propone algunas características no limitativas del líder servidor: escucha, empatía, apoyo, persuasión, anticipación, sinergia, custodia y compromiso con el desarrollo de otros. Esperamos que en tu familia, empresa y comunidad, elijas servir en vez de servirte.

 

Fernando Sánchez A
El Universal
fsa@fernandosanchezarias.com

Milagro en el río Kwai

rio-kwaiEn Milagro en el río Kwai, Ernest Gordon relata cómo los captores japoneses obligaron a los soldados escoceses a trabajar en la construcción de unas vías férreas que atravesaban la selva. Las condiciones eran deplorables y los guardias, brutales.

Cierto día faltó una pala. El oficial a cargo se encolerizó y ordenó que la consiguieran, porque si no los mataría a todos. Y empuñó su arma. Se notaba que hablaba en serio.

Luego de unos momentos de tensión un hombre dio un paso al frente. El oficial dejó el arma, tomó una pala y lo golpeó hasta matarlo frente a los demás prisioneros. Solo les permitieron levantar el cadáver ensangrentado y llevarlo con ellos para hacer un nuevo recuento de herramientas. Cuando volvieron a contar las palas descubrieron que estaban todas. Jamás había faltado una pala, simplemente habían contado mal la primera vez.

El relato de lo ocurrido se diseminó con rapidez por todo el campo de prisioneros. Un hombre inocente había estado dispuesto a morir para que los demás se salvaran. El incidente produjo un gran efecto: la enorme lealtad unió a los prisioneros. Y en parte fue esa lealtad la que los fortaleció para poder sobrevivir hasta su posterior liberación.

El sacrificio personal es inspirador para los demás; es algo que da esperanzas y ánimo a las almas abatidas, produce crecimiento y madurez. Sin un dejo de sacrificio no existe el verdadero liderazgo.

Vía Renuevo de Plenitud

¿Cómo lidera el gerente venezolano?

El liderazgo es la habilidad de influir, convencer, motivar y atraer a otras personas para lograr que se realicen actividades, se inviertan esfuerzos y se alcancen metas en la dirección señalada por el líder. Esta es una habilidad que puede desarrollarse en cualquier ambiente, sea privado, público, familiar o empresarial. También puede ser formal, como los definidos por un cargo o posición dentro de una organización, o informal, como los que emergen de las relaciones humanas de manera espontánea.
Para aterrizar el tratamiento del liderazgo, tomaremos como punto de partida un contexto, Venezuela, y la definición de liderazgo vinculada a una posición o cargo dentro de una estructura organizacional. En particular nos referiremos al gerente venezolano como líder: ¿Cómo son los gerentes venezolanos liderando a su gente? ¿En qué son buenos y qué cosas se pueden aprender?
En un estudio realizado en el IESA con un grupo de gerentes venezolanos, se encontró que estos son personas que utilizan el análisis y la lógica como forma dominante de enfrentar situaciones. Éstos prefieren estructuras donde cada quien sepa muy bien lo que se debe hacer, y además donde las cadenas de mando estén bien definidas. Estas preferencias pueden llevar a la creación excesiva de nuevas estructuras (nuevos departamentos, unidades de dirección o nuevos procedimientos) para resolver los problemas que se enfrentan y, a su vez, desarrollar demasiados controles internos que pueden convertir la toma de decisiones en un proceso muy lento. Por otra parte, los resultados indican que los gerentes abren espacios para la participación y reconocen trabajos bien realizados, lo cual es un factor importante para generar motivación y compromiso en la gente. Sin embargo, son percibidos como poco sensibles a las necesidades de los otros.
Los gerentes venezolanos, en general, logran acuerdos en situaciones donde hay preferencias diferentes y son buenos negociadores, que ceden en algunos puntos cuando lo consideran necesario para lograr un objetivo. Pero también se les percibe como poco persuasivos, al hacer poco uso de la capacidad de influir con argumentos convincentes. En su lugar, utilizan la imposición de sus puntos de vista lo cual inhibe la generación de lealtad. Se valora el esfuerzo que hacen los gerentes por transmitir la visión y misión de la organización, pero son vistos con poca habilidad para entablar una conexión emocional que convierta a los propósitos organizacionales en fuente de inspiración y lealtad.
Esta evaluación del gerente venezolano puede verse como una reducción y puede pecar por generalizar demasiado. Sin embargo, lo que se presenta aquí es una invitación a la reflexión sobre qué somos y de qué adolecemos. Estos resultados sugieren que el gerente venezolano como líder debería desarrollar su capacidad de persuasión utilizando formas de influir diferentes al ejercicio del poder y al uso de un estilo impositivo. Desarrollar relaciones cooperativas, donde se es respetuoso de las diferencias y más sensible a las necesidades y sentimientos de los otros es clave para liderar en un contexto donde la tendencia es a posiciones radicales y excluyentes.

Lud Márquez Y Marielba De Avellán

lmarquez@iesa.edu.ve
marielba.avellan@iesa.edu.ve
Tomado del Diario El Universal

Cuando el Líder se derrumba

“Los liderazgos mueren como nacen, por decisión consciente o inconsciente de la gente… El líder reparte el triunfo, pero asume en exclusividad la derrota. El liderazgo no es para siempre, si bien podría, en determinadas circunstancias, acompañar al líder hasta su tumba, en liderazgos dentro del poder formal, como el de Churchill en la Gran Bretaña, o en liderazgos fuera del poder formal, como el Gandhi en la india o el de Martin Luther King en América.

Arrastre es la palabra clave en la definición de líder. Joan Ginebra, tratadista español, sostiene que “ el liderazgo es, en parte, una cualidad personal y, en parte, un fenómeno situacional que mueve a una organización hacia un propósito. El líder arrastra, tira, hala, mientras que otros procedimientos, al igual que el policial, empujan mueven no por arrastre, sino empuje. Ahora bien, ¿arrastre para que?, para el cambio, siempre para el cambio Así pues tenemos que líder es la persona que arrastra para el cambio Completemos la definición, añadamos otros 2 elementos: “arrastra para el cambio, conduciendo por medios persuasivos y en mérito a la aceptación voluntaria de sus seguidores. El líder persuade y la aceptación de ese liderazgo es voluntaria.

¿Por qué hay gente que sigue a otra gente?, ¿Por qué el líder arrastra? Cuatro son las percepciones del seguidor para que se produzca el arrastre: 1) Lo percibo capaz; 2) El quiere mi bien; 3) Lo que él plantea vale la pena; y 4) El se involucra, está involucrado en forma total. Cuando las percepciones cambian, fenece el liderazgo.

Especialistas de gerencia y liderazgo como James K. Van Flete y John Kotter, entre otros, enumeran las razones, las fallas, dislates y errores que derrumban líderes y entierran gerentes… El orden no significa valoración de importancia:

1) No dar ejemplo a los seguidores, no predicarles con el testimonio de vida

2) No decir siempre la verdad, dejarse atrapar en mentiras,

3) Tratar de caer bien, en lugar de tratar de ser respetado

4) No fomentar la disciplina y responsabilidad entre los seguidores y miembros del equipo de conducción

5) Hacer críticas destructivas, en vez de críticas constructivas.

6) No atender las quejas y disgustos de la gente, por el contrario, burlarse de los reclamos.

7) No saber autoevaluarse, evaluar con objetividad su propio desempeño

8) Desperdiciar el tiempo, ocuparse de detalles insignificantes y hacer tareas que corresponden otros.

9) No supervisar a personas o funcionarios a los que se le delego responsabilidades.

10) No tomar decisiones juiciosas y oportunas.

Escrito por Paciano Padrón, y tomado de “Diario El Tiempo” del miércoles 11 de septiembre de 2002.

Liderazgo Social

El Liderazgo Social  “es el arte de dirigir a un grupo de personas o comunidad hacia el logro de objetivos, tanto comunes como individuales, alcanzando un óptimo rendimiento a través del aprovechamiento de las competencias y capacidades de cada miembro de la comunidad, sin perder de vista las metas trazadas y fomentando siempre las relaciones interpersonales.”

(Fuente

El líder social es quien aprovechando su capacidad de liderazgo participa en la vida de las comunidades para contribuir a una mejora de la calidad de vida y crear un mundo más solidario. Responde a los principales desafíos de una sociedad mediante acciones surgidas de la reflexión y la planeación.

Posee al menos tres características:

  •  Autónomos: Capaces de tomar decisiones y de ser dueños de su vida personal y social como individuos y miembros de la sociedad.
  • Solidarios: Capaces de interesarse en los demás, conjugar esfuerzos con ellos y en su beneficio y compartir sus inquietudes. La solidaridad mueve a las personas a actuar de manera conjunta en la resolución de asuntos de interés personal y común.
  • Responsables: Capaces de asumir responsabilidad por sus acciones, cumplir las obligaciones contraídas y las tareas emprendidas. No sólo se es responsable con uno mismo, asumiendo las consecuencias de nuestros propios actos, sino que la responsabilidad trasciende; de responder a la llamada de los demás, a dar respuesta a la llamada de lo social, el asumir libremente el deber que se tiene de mejorar el medio que nos rodea, de sentirse aludido por lo que sucede y ser capaz de responder.

José Martín Cárdenas

serespontaneo@hotmail.com
http://galeon.hispavista.com/serespontaneo

Liderazgo según Jack Welch

  1. Los Líderes siempre están mejorando su equipo, empleando cada encuentro como una oportunidad para evaluar, aconsejar y construir confianza en cada uno de los miembros.
  2. Los Líderes se aseguran que las personas no sólo vean la visión compartida, sino que la vivan, la practiquen y la respiren.
  3. Los Líderes se meten en la piel de las personas, irradiando energía positiva y optimismo.
  4. Los Líderes establecen confianza, con franqueza, transparencia y reconocimiento.
  5. Los Líderes tienen el valor de tomar decisiones impopulares y de seguir su instinto.
  6. Los Líderes exploran y actúan con una curiosidad que raye en el escepticismo, asegurándose que sus preguntas sean respondidas con acciones.
  7. Los Líderes inspiran el tomar riesgos y el aprendizaje, dando el ejemplo.
  8. Los líderes celebran y reconocen los méritos.

Bibliografía:

  • Welch, Jack: “Winning”. Harper Collins. New York. 2005.

La Paradoja

1. Introducción

El propósito de este trabajo, es hacer un Resumen del Libro “La Paradoja”, escrito por James Hunter. Inicialmente se presentará una breve sinopsis del Libro, para luego presentar las enseñanzas “textuales” consideradas. A continuación se presentará un Análisis de esas enseñanzas, y unos comentarios finales.La idea es que este Resumen le pueda servir, tanto a los que hayan leído el libro, como a aquellos que no lo hayan hecho.

2. Sinopsis del Texto

John Daily, se encuentra en el Monasterio Cristiano Juan de la Cruz, a orillas del Lago Michigan, para hacer un “Retiro Espiritual” de una semana. En dicho Monasterio se encuentran de treinta a cuarenta Monjes de la Orden de San Benito, entre los cuales se destaca el Hermano “Simeón”, quien antes de ingresar a la Orden era llamado Leonard Hoffman, y quien fue una leyenda en el área de los negocios.  Al llegar al Monasterio, se encuentra con cinco personas, que lo acompañarán en sus actividades de esa semana:

·        Lee (Pastor Evangélico)

·        Greg (Sargento del Ejército de los EEUU)

·        Theresa (Directora de una Escuela Pública)

·        Chris (Entrenadora de Baloncesto de la Universidad de Michigan)

·        Kim (Enfermera Jefe del Hospital Providence)

El texto narra con más detalle, las lecciones acerca de Liderazgo que les impartía el Hermano Simeón a los seis alumnos, dos veces al día, y durante su estancia en el Monasterio, las cuales se resumen en la siguiente sección.

3. Enseñanzas extraídas

  •   Conceptos de Liderazgo:

o       Liderazgo: el arte de influir sobre la gente para que trabaje con entusiasmo en la consecución de objetivos en pro del bien común.

o       Poder: La capacidad de forzar o coaccionar a alguien, para que éste, aunque preferiría no hacerla, haga su voluntad debido a la posición o fuerza.

o       Autoridad: El arte de conseguir que la gente haga voluntariamente lo que se quiera, debido a la influencia personal.

  • Características de las personas influyentes

o       Honrado, digno de confianza

o       Ejemplar

o       Pendiente de los demás

o       Comprometido

o       Atento

o       Exige responsabilidad a la gente

o       Trata a la gente con respeto

o       Anima a la gente

o       Actitud positiva

o       Aprecia a la gente

  • Paradigma: patrones psicológicos, modelos, mapas que sirven para no perder el rumbo en la vida.
  • Cambios en Paradigmas de Liderazgo:

paradigmas.jpg

  •  Jerarquía de las Necesidades de Abraham Maslow

       

modelo-maslow.jpg

  •   Modelo de Liderazgo de James Hunter

           modelo-james-hunter.jpg

  •   Etapas del Desarrollo de Nuevas Destrezas o Hábitos:

·       Inconsciente e Inexperto

·       Consciente e Inexperto

·       Consciente y Experto

·       Inconsciente y Experto

  • Otros conceptos importantes:

·       De acuerdo con la Praxis, si tenemos el compromiso de amar a los demás y dar lo mejor de uno mismo por ellos, y si se actúa en consecuencia con ese compromiso, con el tiempo se crean sentimientos positivos hacia la gente.

·       Determinismo: para cada suceso, físico o mental, existe una causa.

4. Análisis de las Enseñanzas

Al principio, el autor no habla en primera persona, sino que lo hace a través de varios personajes, que trasmiten en forma conjunta y coordinada, el mensaje de James Hunter.Presenta a un Coordinador (Hermano Simeón), y presenta a seis personas, con conocimientos, experiencias, razas, edades y profesiones distintas y disímiles, y desde el principio se advierte que las clases a ser impartidas por el Hermano Simeón versarán acerca del Liderazgo. Esto, da la idea al final, que el liderazgo no es un asunto de la incumbencia sólo de los Militares, o de un Entrenador de Equipo Deportivo. El Liderazgo es algo de incumbencia para todos nosotros, sin importar la profesión o el cargo que desempeñemos, amén de las experiencias, y otros rasgos a ser tomados en cuenta.  A través de cada uno de los personajes, el autor va mostrando el punto de vista de cada uno de ellos y de la profesión que representan, para al final concluir que el Liderazgo es uno solo, y con los mismos fundamentos se puede aplicar en cualquier ámbito, ya sea laboral o personal. Desde que tenemos uso de razón, hemos visto como se aplican en nuestra vida cotidiana los conceptos de Liderazgo, Autoridad y Poder vistos con anterioridad.Nuestros Padres y nuestros Jefes de antes (aunque también los hay de hoy en día) se hacían obedecer en gran parte por el Poder que tenían (o tienen) sobre nosotros. Pero también podíamos encontrar a alguien, que a pesar de no tener poder, influía en nosotros (Autoridad).  Y quizás encontrábamos a un amigo o compañero de trabajo, que lograba reunir en uno solo el Poder y la Autoridad (aunque hace décadas atrás no era muy común).Y es que el Liderazgo, en mi opinión y muy de acuerdo con Hunter, es  una mezcla de sentimientos que a la postre va a conseguir que los “liderados” crean con los ojos cerrados en su líder, confíen en él, lo busquen para recibir consejos, cumplan sus instrucciones porque sienten que es lo correcto y adecuado (y no por obligación), y hasta lo puedan admirar.Y eso puede ocurrir, si el Líder es capaz de orientarlo y de animarlo, si puede hacer que crea en él, si el Líder muestra que se preocupa por sus liderados y que conozca sus problemas (y quizás, quizás, también que se los resuelva o ayude a resolver).A la final, es un camino de doble vía. Los liderados no sentirán nada por su “Líder”, si éste no siente nada por sus liderados. Una persona con Poder puede hacer que las personas hagan lo que él quiere, pero no podrá hacer que lo admiren o que sientan que lo que hacen es lo mejor,  sino demuestra Autoridad. Y en principio, la suma de esos dos conceptos generará el Liderazgo.Muchas veces, se piensa, y concuerdo con ello, que el Liderazgo es un Arte. Hay muchas características de un líder que son innatas, y otras que pueden aprenderse.  Pero no debe quedarse con aprenderlas: también hay que aprehenderlas…  Es decir, se debe aplicar lo que se aprende.El Líder debe desarrollar el Modelo propuesto por Hunter, donde su Liderazgo se va a fundamentar en su Autoridad, pero esa Autoridad se fundamenta en el Servicio y Sacrificio. Servicio para predicar con el Ejemplo, y capacidad de Sacrificarse por sus liderados, lo cual se fundamenta en el Amor que debe sentir por sus liderados (amor tipo ágape y no tipo eros o erótico o de cualquier otra forma que pueda malinterpretarse) y que se resume en identificar y satisfacer sus necesidades. Finalmente, todo ello no se podrá hacer, si el Líder no tiene la Voluntad de cumplir con el Modelo. Dentro del Modelo de las Etapas para el Desarrollo de Nuevas Destrezas o Hábitos, se puede hablar de que con el Liderazgo se debe llegar hasta la 4ta Etapa: que inconscientemente nos comportemos como un Líder.  Como se decía anteriormente, se habla de algunas cualidades innatas y otras que se pueden aprender. Pero lo ideal es que esas cualidades afloren de manera inconsciente, sin darnos cuenta, cual si estuviéramos tomando agua.

5. Comentarios finales

Antes de finalizar, debo reconocer que el libro fue de fácil lectura y de fácil entendimiento, con casos prácticos de la vida real y con personajes sacados de la vida real.Sus modelos son fáciles de entender y de aplicar, y es un libro que sirve para cualquier persona que quiera saber más de Liderazgo.En lo particular, me llamaron la atención dos cosas concretas:

o       El Modelo de Liderazgo propuesto por Hunter

o       Las Etapas para el Desarrollo de Nuevos Hábitos o Destrezas Ambas cosas las conocía, pero de una manera más informal y menos estructurada.  Hunter tiene la habilidad de estructurar cohesionadamente su Modelo y las Etapas. Muchos de los preceptos que maneja Hunter, son impartidos en la Academia Militar de Venezuela y en las distintas Escuelas de Formación de Profesionales del Ejército Venezolano. Particularmente, pienso que el Sargento Greg que aparece en el libro no es más que un remedo de un Suboficial de hace 40 años.  El militar profesional venezolano de los últimos 20 años (en el Ejército, que es donde puedo dar fe), recibe una instrucción en Liderazgo desde sus inicios, lo cual se refuerza a lo largo de su carrera. Siempre se dice que el “Comando” (Liderazgo) de una Unidad no es fácil.  Fácil es el “Mando” (ejercer el Poder), pero difícil es el Comando.  Cuando se habla de Comando en la Fuerza Armada, se habla de los principios de Mando y Conducción:

1.      Conoce tu trabajo.

2.      Conócete a ti mismo y busca tu autocorrección.

3.      Conoce y cuida a tus hombres.

4.      Ten a tus hombres informados.

5.      Da el ejemplo.

6.      Cuida que la tarea sea entendida, supervisada y completada.

7.      Adiestra a tus hombres como un equipo.

8.      Toma decisiones lógicas y oportunas.

9.      Desarrolla un sentido de responsabilidad entre los subalternos.

10. Emplea tu unidad de acuerdo con sus capacidades.

 Muchas veces, es práctica cotidiana:

o       Adiestrar a la Unidad como un todo, enseñándoles los conocimientos que se poseen.

o       Hacer Deporte y Adiestramiento Físico con la Unidad

o       Entrevistarse por lo menos una vez al mes con cada subordinado, para identificar sus problemas y/o necesidades

o       Satisfacer las necesidades que pueden ser satisfechas de acuerdo al nivel, o dirigir esas necesidades al escalón superior para que sean satisfechas.

o       Supervisar el “Toque de Silencio” o fin de actividades y el “Toque de Diana” o inicio de las actividades, para que al personal no se le despierte innecesariamente y se le prive del sueño.

o       Supervisar la actividad de “Baño” para asegurarse que todos tengan acceso al aseo personal.

o       Supervisar que el pago mensual (Ración de Pago) sea hecho en los plazos y montos especificados de acuerdo a cada jerarquía.

o       E insisto con “Dar el Ejemplo”.  Las Batallas de hoy en día son del tipo “Síganme para tomar el Objetivo”, no del tipo “Tomen ustedes el Objetivo, que los alcanzo después”.

o       Aplicar el Régimen de Recompensas y Castigos, y evitar que quién no esté en la Línea de Mando, lo aplique.

o       Desarrollar Espíritu de Cuerpo y Sentido de Pertenencia de la Unidad.Es por ello, que el cargo que más se valora y que más satisfacción deja en un profesional militar, es el cargo de “Comandante”, a cualquier nivel jerárquico.Porque sin saberlo, todos siguen el modelo de Hunter, aderezado con una Cuota de “Poder” que se le confiere al convertirse en Profesional Militar.  Por ejemplo, al Oficial el mismo Presidente de la República (y Comandante en Jefe de la FAN) le entrega en su graduación un Sable, que simboliza el otorgársele el Poder.Con el Poder conferido, el Oficial recién egresado sale a su Unidad, a convertirse en Líder de unos jóvenes, mediante su Autoridad, y a quienes debe Servir y Sacrificarse, con Amor y Voluntad.  Y ello, para que al final, esos jóvenes estén dispuestos a Servir y Sacrificarse por su Líder, y más allá que eso, que estén dispuestos a Servir y Sacrificarse por su País.

6. Bibliografía

o       HUNTER, James: “La Paradoja”. Ediciones Empresa Activa. Madrid. 2001.

Para descargar el libro:

MediaFire

Rapidshare

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.310 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: